Primavera inabordable

noviembre 7, 2010

Oh, primavera inabordable y sin final,
Inabordable y sin final como los sueños.
Te reconozco, vida. Te asumo.
Y bajo el tintineo de broqueles te saludo.

Yo te acojo, mala suerte,
Y doy mi bienvenida a los aciertos
Pues no hay nada oprobioso en los encantados
Paisajes del llanto, ni en el misterio de la ventana,

Asumo las discusiones que desvelan
La madrugada en las oscuras cortinas de la ventana,
Para que la encantadora primavera
Excite mis miradas dilatadas.

Asumo las aldeas desérticas
Y los pozos de las ciudades terrenales,
La diáfana extensión de los cielos
y la candidez de los trabajos serviles.

Yo salgo, vida, a tu encuentro en el umbral
Con los cabellos rizados por el viento impetuoso
Y el enigmático nombre de Dios
En los labios fríos y apretados…

Ante la hostilidad de este encuentro
Siempre me defiendo,
Tú nunca eres accesible
¡Y el sueño embriagador se nos escapa!

Y miro y sospecho esta hostilidad,
Odiando, maldiciendo y amando:
Por el suplicio, por la muerte,
Pero de todas formas yo te asumo, vida!

Aleksandr Blok

Anuncios

Conduce!

noviembre 4, 2010

Sé que es tarde y sé que debería irme
Pero por favor no me lleves a casa
Mi cabeza está tan pesada,
¿Podría ser esto un sueño?
Prométeme “quizás” y cosas que no sientes…

La lluvia cae desde el cielo de concreto…
No, no hables ahora, tan solo conduce
Conduce! Conduce!
Llévame lejos, hazme sentir vivo, vivo otra vez!
Mientras voy contigo…

Mantén mi corazón girando en torno a ejes alrededor tuyo
Mantén el calor tal como solía ser.
Ahora, sólo para nosotros, podría sonar nuestra canción favorita…
No discutamos todas esas cosas que no podemos deshacer…

La lluvia cae desde el cielo de concreto.
No, no hables ahora, tan solo conduce…